Calambres en los pies al nadar

Los calambres no suelen representar per se algún riesgo muy grave, salvo que se trate de un fenómeno recurrente, o de que suceda en situaciones imprevistas como cuando estás nadando; aquí te explicamos como solucionar rápidamente esta dolencia, así como también algunas recomendaciones para evitarlos y para conocer mejor por qué te pueden llegar a suceder.

Qué son los calambres

Comencemos comprendiendo que son este tipo de dolores musculares, los cuales pueden afectar casi cualquier parte del cuerpo humano.

De acuerdo a la definición médica de calambres musculares (medlineplus.gov), se trata de espasmos o contracciones involuntarias que afectan uno o más músculos del cuerpo.

Se pueden presentar por alguna disfunción en los nervios, aunque también por falta de agua, nutrientes o por una mala distribución de la sangre en el organismo.

Calambres al nadar

Por qué te pueden dar calambres al nadar

Particularmente a los nadadores es común que les suceda, cuando realizan esfuerzos intensos o excesivos; aunque de igual forma las bajas temperaturas o la inadecuada hidratación, pueden acentuar las posibilidades de que se presenten.

Qué hacer para evitar los calambres

En esta guía de calambres en los pies (guiatucuerpo.com) puedes encontrar diversas recomendaciones de estiramientos y ejercicios de prevención; los cuales permiten estimular las zonas musculares sensibles, aumentando su flexibilidad, liberando tensión y en consecuencia reduciendo el riesgo de que aparezcan.

De igual forma realizar cotidianamente un entrenamiento apropiado, será una buena receta para mantener una óptima condición física, lo cual contribuye de igual manera a reducir el riesgo de padecer esta clase de dolencias súbitas.

Claro que al ser la nutrición y la hidratación factores, el hecho de beber abundante agua y llevar una dieta equilibrada que incluya los diferentes tipos de nutrientes, así como las calorías suficientes de acuerdo a tu nivel de actividad física serán, de igual forma, una buena manera de reducir riesgos.

Cómo aliviar un calambre rápidamente

Si te encuentras nadando y de repentes sientes esa sensación de que comienza a generarse un calambre en el pie, lo primero será conservar la calma y ver la forma más directa y rápida de ponerte a salvo o de pie sobre una superficie firme y con suficiente altura para no quedar bajo el agua.

Desde el primer momento debes evitar continuar realizando esfuerzo en ese pie, buscando comenzar a relajar los músculos, y si tu cuerpo te lo permite, usa el resto de tu musculatura para nadar hacia alguna orilla cercana, o bien hacia alguna tabla, salvavidas u objeto flotante a tu alcance que te pueda auxiliar.

Como aliviar un calambre rapidamente

Si aún así no tienes una superficie segura u objeto flotante a tu alcance, de todas formas puedes aliviar el calambre, tan solo relajando los músculos; aunque de ser necesario, trata de estirar la pierna lo más posible, y jala con una mano desde la punta del pie, acercándolo en dirección a tu espinilla para aflojar la tensión. También intenta mover lentamente los dedos, buscando incentivar la circulación y calmar así los síntomas del calambre.

Cuando te sea posible, sumergir el pie en agua caliente o recubrirlo con una toalla a esta misma temperatura, también ayudará a aliviar los dolores facilitando la circulación.

Sólo recuerda que en caso de que sean recurrentes lo mejor es consultar con un médico, pues también podrían ser síntoma de otra clase de afecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.