Ayuda inmediata con pulsar un botón

La teleasistencia es un servicio pensado para las personas mayores o con discapacidad que viven solas; de esta forma, pueden solicitar ayuda, en caso de urgencia, desde su propio domicilio con solo pulsar un botón.

Cómo funciona la teleasistencia

El servicio de teleasistencia en casa incluye un terminal y un pulsador que se conecta a toda una red de profesionales, las 24 horas, los 365 días del año; de esta forma, se consigue una intervención inmediata ante cualquier urgencia.

El pulsador se puede llevar colgado o en la muñeca; en cualquier caso, es necesario que la persona mayor lo lleve siempre puesto mientras se está en casa, incluso en la ducha, para que lo pueda pulsar siempre que lo necesite.

Para quién está pensado

La teleasistencia ofrece cuidado y compañía a cualquier persona en su propio domicilio; a continuación te mostramos para quién está destinado este servicio.

  • Personas mayores de 65 años.
  • Personas convalecientes por accidente u operación.
  • Personas con enfermedad crónica.
  • Cuidadores y cuidadoras.
  • Mujeres embarazadas.
  • Menores de edad.

Beneficios

¿Quieres saber cuáles son los beneficios de apostar por la teleasistencia domiciliaria? A continuación te los mostramos:

  • Tranquilidad: al tener un funcionamiento tan sencillo, solo pulsando un botón, puedes estar tranquilo mientras la persona que lo necesita continúa viviendo en su casa y manteniendo su independencia.
  • Seguridad: se incluye un seguimiento personalizado, un recordatorio de medicación y de citas médicas; además, los profesionales llaman cada cierto tiempo para comprobar que el pulsador funciona correctamente y para saber qué tal estás.
  • Atención inmediata: estos profesionales están disponibles las 24 horas, los 365 días del año; de este modo, solo pulsando un botón te preguntan y envían rápidamente la ayuda necesaria. Además, te ofrecen soporte y tranquilidad hasta que se soluciona la emergencia.
  • Independencia: la teleasistencia domiciliaria es perfecta para aquellas personas que desean continuar viviendo en su casa y mantener su independencia, ya que tienen la confianza de tener un aliado en casa de peligro o accidente. Además, este servicio también está disponible si esa persona se encuentra sola y lo único que busca es hablar con alguien para mitigar su soledad.

Tipos de teleasistencia

En la actualidad, existen dos tipos de teleasistencia que es necesario que conozcas:

  • Teleasistencia domiciliaria: ofrece una atención inmediata con solo pulsar un botón. La principal característica de esta modalidad es que se puede activar desde cualquier estancia de la vivienda, incluso en la ducha.
  • Teleasistencia móvil: atención dentro y fuera del domicilio. Una de sus principales ventajas es que posee una función de localización geográfica.

En definitiva, si deseas mantener tu independencia, o la de un ser querido, de forma segura, la teleasistencia domiciliaria es la mejor opción que existe en la actualidad.