¿Firmar una hipoteca? No sin asesor hipotecario

Solicitar una hipoteca es una de las decisiones más complejas que puede tomar una persona o una familia en su vida. Supone un compromiso que en los casos más extremos compromete a quien toma la decisión a 30 años de deuda con una entidad financiera, de modo que hay que estudiar y cuestionar todos los posibles recovecos para tomar la decisión correcta.

Una recomendación interesante relacionada con el acceso a una hipoteca es consultar con un asesor hipotecario y financiero. Cuando buscamos información que nos permita cuál es el mejor plan para obtener un crédito hipotecario solemos pensar que la mejor opción es aquella que nos brinda la tasa más baja de interés, incluyendo el costo anual total, y dejamos a un lado otras características que quizás sean más adecuadas atendiendo a nuestras necesidades.

Esta práctica, la de dejarse seducir únicamente por un solo punto a tener en cuenta, aunque el más importante, y no revisar otras condiciones del crédito, puede hacer que acabemos pagando miles de euros más por la hipoteca.

Es importante saber que los diversos créditos hipotecarios se elaboran atendiendo a diferentes perfiles y el mejor modo para acceder a él es consultar con un asesor hipotecario.

¿Por qué pedir un crédito hipotecario?

Si tomamos la decisión de solicitar una hipoteca es porque ya tenemos una cierta estabilidad económica y laboral que nos permite desarrollarnos y así formar nuestro patrimonio, pero para tomar la decisión correcta es aconsejable detenernos y elegir un profesional que nos ayude con esta tarea, mostrándonos varias alternativas de crédito hipotecario con diversas entidades financieras.

Asesor hipotecario

Sin ciertos conocimientos sobre el mercado de la vivienda y las entidades financieras, entrentarse a la solicitud de una hipoteca no es fácil, por eso el consejo de un asesor hipotecario es siempre bien recibido.

Muchos de estos profesionales solo cobran si la operación se cierra, de modo que si están en ese momento de pedir una hipoteca, llama antes a un asesor hipotecario. La ayuda de un asesor hipotecario es siempre más completa y certera que la que podemos obtener de los simuladores de créditos hipotecarios que ofrecen los comparadores web o las propias entidades financieras en internet.

Es importante recordar que la mejor opción en el caso de la hipoteca no es siempre la de menor tasa o la más barata en apariencia, y precisamente eso es lo que ayuda a ver un asesor patrimonial hipotecario, conociendo para ello la situación financiera y económica de su cliente y las mejores opcioens para acceder al crédito ideal.

Los préstamos con garantía hipotecaria, ¿son una buena opción?

En ocasiones, la mejor opción para acceder a un crédito hipotecario es mediante un préstamo con garantía hipotecaria. ¿Qué significa esto que parece un trabalenguas?

Un préstamo con garantía hipotecaria es esa solicitud de préstamo que se hace a las entidades financieras usando para ello el valor neto de una vivienda como garantía. Esto supone pedir una hipoteca usando como aval de la vivienda la propia casa con hipoteca ya resuelta. Los préstamos con garantía hipotecaria están destinados para cualquier finalidad: la compra de una vivienda, reformas, refinanciar deudas, comprar un vehículo.

Así mismo, está orientados tanto para empresas como para particulares, la única condición que requieren es que se utilice un inmueble como garantía. Si se opta por esta opción, es más que nunca recomendable la asesoría de un profesional hipotecario, pues la principal razón contra los préstamos con garantía hipotecario es que se puede perder el inmueble puesto como garantía.

Nunca se debe solicitar el crédito si se prevé que no se podrá devolver de la forma pactada, ya que el riesgo es alto.

En el caso de que se opte por acudir a un préstamo con garantía hipotecaria, estos profesionales aconsejan sobre cómo administrar el dinero y las deudas, participan en el desarrollo de un presupuesto y proporcionan materiales de carácter divulgativo sobre los posibles riesgos de esta opción.

Casa hipoteca

Ventajas de esta herramienta

Los préstamos con garantía hipotecaria no son hipotecas tradicionales, al menos en el sentido en el que el dinero no siempre se pide para comprar una vivienda. Con esta herraienta, el cliente aporta como garantía su propia vivienda y pide un dinero para cualquier fin.

Esto tiene como consecuencia que el tipo de interés es muy diferente al de las hipotecas y es más cercano a las de préstamos personales. Cada entidad financiera es libre de exigir el tipo de interés que desee, si bien lo habitual es alrededor de un 10-12%, con un plazo máximo que generalmente no supera los 20 años.

El importe máximo que se suele solicitar depende del valor de mercado de la vivienda que se ofrece como aval, siendo lo más normal que concedan un máximo del 30-40% del valor de la tasación.

En los últimos años, esta medida se visibiliza como la única opción para personas que están en listas de morosos tipo ASNEF, en paro o en situaciones complicadas, económicamente hablando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.