Aceite de CBD: Nueva medicina natural

El cannabis ha formado parte de nuestra historia desde tiempos remotos, fue con la llegada de la ciencia que se dio a conocer su nombre y de esta manera se popularizó la planta. En su composición, varios cannabinoides hacen vida, entre los más reconocidos se encuentra el Tetrahidrocannabinol (THC) y el Cannabidiol (CBD), de este último se extrae el famoso aceite de CBD que ha causado revuelo en la medicina natural por su efecto terapéutico, además carece de THC por lo que no hay riesgos de sufrir ningún efecto psicoactivo como los característicos propios de tal compuesto.

Diferencia entre aceite de CBD y aceite de cannabis

Existe una gran diferencia entre aceite de cannabis y el aceite de CBD que muchos aún desconocen, ambos derivan de la planta, sin embargo, el primero posee altos niveles de THC y bajo CBD, por lo tanto, ocasiona efectos psicoactivos en quien lo usa; caso contrario ocurre con el aceite de CBD, este es rico en CBD y bajo en THC, también tiene un efecto directo sobre los receptores cerebrales del sistema nervioso central pero no entorpece la percepción o causa daños en la memoria del individuo a pesar de que desata una respuesta que activa la calma. Es preciso diferenciar el aceite de CBD del aceite de cáñamo, ambos proceden de la misma variedad del cannabis, solo que el CBD se extrae de las flores y el aceite de cáñamo se extrae de las semillas y es una rica fuente de nutrientes por lo que se incorpora a la alimentación saludable como un potente aliado, además no contiene CBD.

Ventajas del aceite de CBD

Una vez que el CBD es extraído de las flores, ofrece una amplia cartilla de beneficios para la salud, así que la medicina natural ha sacado ventaja de sus propiedades, pues a pesar de no ser milagroso, si interviene óptimamente en la regulación de diversos procesos metabólicos. Se ha detectado su buen funcionamiento para combatir las náuseas y los dolores de origen neuropático, sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias lo han convertido en el mejor aliado de atletas y deportistas que decidieron inclinarse por esta alternativa natural y notaron resultados favorables como terapia para el dolor de afecciones. Sin embargo, dada su relación con la planta del cannabis y sin negar que es un cannabinoide natural, la ciencia se ha encargado de relacionar abiertamente al aceite de CBD con la ansiedad, el estrés, la depresión, fobia social o problemas psicóticos; claro está, que no es la cura, pero si se han observado cambios favorables en los individuos con este tipo de trastornos y que ahora incorporan este extracto oleoso como parte de su vida diaria y bajo monitoreo médico.

También se ha descrito ampliamente la ventaja de usar aceite de CBD para la piel, y es que este producto está cargado de antioxidantes que revitalizan las células de la dermis, incluso, la cosmetología se ha unido a la nueva tendencia y cada vez son más los productos de maquillaje y cuidados de la piel que involucran al CBD en su composición. Este mismo efecto antioxidante repercute sobre las células cerebrales combatiendo el daño que causan los radicales libres, es así como ofrece un efecto neuroprotector y previene contra la aparición del Alzheimer o cualquier otra enfermedad neurodegenerativa.

Función del aceite de CBD sobre la ansiedad

Relacionar el efecto del aceite de CBD sobre la ansiedad y el estrés parece ser el tema de estudio hoy en día, esto es gracias a la intervención del compuesto sobre el sistema natural endocannabinoide que es el encargado de evitar que el organismo vaya en declive ante situaciones de estrés. El CBD entra al torrente sanguíneo y se combina con los receptores presentes en el sistema liberando sustancias que actúan como sedantes naturales, procurando que se mantenga el equilibrio que había sido derribado y trayendo la calma, esta función principal sobre le sistema nervioso central es la que ha catapultado la fama del CBD para combatir las afecciones que conllevan a aumentar los picos de estrés y ansiedad.

Dada la popularidad del aceite de CBD, se ha convertido en un producto de fácil adquisición, además su venta es considerada como legal. Así que, los interesados, pueden optar por comprar en sitios web de renombre como JustBob.es, especialistas en productos del cannabis, o también en tiendas físicas como farmacias o herboristerías.