La majestuosidad de los pisos de mármol; ideas de decoración

Los pisos de mármol representan el más fino sello de la elegancia y el estilo, indiferentemente a la función que cumple el inmueble, ya sea una casa, una oficina, un hotel o un restaurante. Para que luzca siempre impecable y no pierda brillo y luminosidad, hay que recurrir a los profesionales especializado en el pulido de este tipo de pisos

El mármol es una de las piedras más utilizadas para colocar en pisos de todo tipo por su gran variedad de diseños y colores. Esta diversidad siempre consigue ofrecer un aspecto elegante y natural al entorno. Sin embargo, es importante darle cuidados especiales para lucirlos como nuevos durante más tiempo mediante una limpieza y pulido de manera profesional. Existen diferentes técnicas para el pulido de pisos de mármol y mantenerlos en las mejores condiciones y, qué mejor que contratar a una empresa especializada para realizar esa tarea.

Ideas para decorar con pisos de mármol

El mármol, uno de los materiales con más historia, contando con un largo recorrido como elemento arquitectónico. En su pasado glorioso, era símbolo de riqueza y solo se podría contemplar en grandes palacios, mansiones… Esta asociación ha hecho que siempre haya sido considerado un componente del estilo clásico.

Sin embargo, hoy día, ha traspasado esta barrera que lo etiquetaba y limitaba sus posibilidades para encajar en multitud de tendencias. El mármol ha llegado a los hogares por su gran versatilidad para adaptarse a todo tipo de espacios.

Además de su belleza, otras cualidades, como su resistencia, larga durabilidad, diferentes colores, lo han hecho destacar en los ambientes más variados. Sigue considerado un material de lujo y sumamente elegante, pero que está al alcance de la mayoría de los bolsillos.

Pisos de mármol

Destaca la luminosidad y amplitud que otorga a las estancias donde se coloca, especialmente cuando se utiliza el color blanco. Combina a la perfección con muebles de maderas nobles, dando a todo el conjunto un aire muy sofisticado. Igualmente, si se quiere conseguir un estilo más desenfadado, los tonos claros y neutros se pueden combinar con los colores que más gusten en muebles y paredes.

Su fácil mantenimiento es otra de las características que lo hacen destacar, y es que este material ofrece mucho por muy poco. Se puede limpiar regularmente con agua tibia y algún producto específico, si se desea, pero lo verdaderamente importante es un pulido de marmol profesional cada cierto tiempo que lo hará lucir como nuevo.

Desbastar, Pulir y Abrillantar

Para casas, edificios u oficinas, el piso de mármol ofrece un alto poder decorativo, otorgando elegancia y buen gusto a cualquier espacio. No en vano, el mármol está considerado una piedra natural muy atractiva, relacionada, como ya se ha comentado con el lujo y el buen gusto.

Gracias a los diferentes colores y vetas en los que se puede encontrar y por los usos que se le ha dado tradicionalmente en la arquitectura, suele ocupar los espacios más nobles en las edificaciones. Además de ser muy gratificante para los que disfrutan a diario de este material, por su esplendor y buen gusto, hace que aumente considerablemente el valor de un inmueble, especialmente si se lleva a cabo el mantenimiento adecuado para que los pisos de mármol luzcan cuidados y relucientes.

En este sentido, el pulido de pisos de mármol de manera profesional es necesario para limpiar, abrillantar y embellecer la superficie de esta piedra. Tanto en los hogares, como en los edificios u oficinas, ofrece unas propiedades altamente decorativas, pero para que al cabo del tiempo no luzca opaco y sin brillo se ha de proceder con cierta periodicidad a procesos de desbastado, pulido y abrillantado. De esta forma se consigue renovarlos, eliminando cualquier mancha profunda, aumentando su brillo y luminosidad. 

El desbastado

Cuando los expertos proceden a realizar las labores de mantenimiento de los pisos de mármol, lo primero que realizarán es un desbastado, que consiste en eliminar su capa más superficial. De este modo, queda a la vista la siguiente capa interna, que está libre de imperfecciones por ser nueva. Es importante, por tanto, cuando se decide colocar un piso de mármol que este tenga el grosor suficiente para permitir el desbastado durante toda su vida útil.

El pulido

El pulido de mármol es el segundo paso y, también, es esencial.  Con él se consigue el embellecimiento y lucimiento de este tipo de pisos. Para llevarlo a cabo, se utilizan discos diamantados y selladores de mármol sobre la superficie que debe estar perfectamente limpia y seca para evitar que se arañe.

El abrillantado

Por último, se consigue el mejor acabado con el proceso de abrillantado, para lo que se suelen utilizar máquinas rotativas de alta velocidad que, gracias a la fricción de pads de resina diamantada y otros productos, le dan un aspecto brillante y natural.

Para terminar, una recomendación para aquellos que estén buscando una empresa profesional y de confianza de pulido de pisos en México. Se trata de la empresa ACME, especializada en el pulido y abrillantado de pisos de mármol y otras superficies. Cuenta con la maquinaria necesaria y el personal más capacitado para reparar, renovar, pulir y abrillantar los pisos.