¿Pasó de moda enamorar con flores?

Con todos los cambios que ha sufrido la sociedad, parece que el arte de enamorar también está sufriendo severas modificaciones. ¿Es entonces cierto que ya a las mujeres no les interesan las flores y los hombres no están dispuestos a enamorar con ellas?

Desde siempre se ha pensado que la responsabilidad de dar el primer paso en una relación le corresponde al hombre. Es él quien debe establecer el primer contacto, el que debe hacer uso de toda su galantería para conquistar el corazón de esa chica que le ha llamado la atención.

Pero bien dicho, eso era antes. Hoy, muchas mujeres están decididas a dar el primer paso sin pena de ninguna naturaleza y hasta utilizan un ramo de rosas para hacérselo llegar a aquél por quien se interesan, para sorprenderlo y robarle una buena sonrisa.

Y es que la realidad es que a la mayoría de los seres humanos, sean hombres o mujeres, les encantan los detalles mágicos que una rosa tiene. Su forma, olor, variedad de colores, etc…, simbolizan una fusión increíble que destila por todas partes una linda palabra: amor.

Los arreglos de rosas

Un arreglo de rosas puede presentarse con diseños muy distintos que van desde la cantidad de flores utilizadas hasta el tipo de follaje para ayudar en decoración y, también, los colores escogidos.

Las empresas dedicadas a proveer estos servicios utilizan toda su creatividad para conseguir ramos que se vean hermosos y que transmitan un mensaje. Por ello, además del arreglo en sí, utilizan otro tipo de elementos como lazos o cajas decoradas que complementen la tarea.

Arreglos de rosas

De hecho, las rosas son las flores más utilizadas con el fin de enamorar y eso se ha determinado según las preferencias de las damas. Incluso, la rosa roja es la predilecta para decir “te amo” o “me gustaría salir contigo”. Digamos que tiene un claro mensaje escondido que forma parte del lenguaje no verbal que se desarrolla en el mundo, es un icono en el aspecto romántico.

Pero ésta no es una condición social para los arreglos. Si bien se asocia mucho al romance y la pasión, también se debe tener muy en cuenta la personalidad de quien recibirá las flores. Suponiendo que sea mujer, se puede pensar en si es divertida y risueña para hacerle llegar un ramo con distintos colores, o si prefiere la quietud y es muy espiritual para aprovechar las ventajas de las rosas blancas.

¿Rosas cara a cara o a domicilio?

Existen muchas dudas con respecto al impacto que generan las rosas, sean estas llevadas a la primera cita o se aproveche un servicio de flores a domicilio. Pues bien, no existe una única respuesta y todo dependerá de las condiciones particulares de cada pareja.

Si se trata de una primera cita, quizás se vea un poco exagerado aparecer con un ramo de rosas de 20 o más rosas. Incluso podría generar confusión y hasta un poco de pánico, por ende, es mejor llegar con una rosa, pues da sentido de sencillez, elegancia y, cómo no, interés.

Pero al día siguiente de la cita, después de haber vivido una noche mágica y considerar que esa persona es la ideal para proyectos futuros, un ramo de rosas a domicilio permite conseguir una sonrisa y asegurar que los pensamientos maravillosos del día anterior no se pierdan con las actividades diarias.

En muchas ciudades existe este tipo de servicios, ya sea Barcelona o cualquier otro lugar, y el proceso de compra es bastante sencillo. Eso sí, hace falta asegurarse de que la empresa ofrezca rosas siempre frescas, aunque la temperatura exterior esté muchos grados bajo cero.

Cuando el amor está en el aire, las rosas pueden colocar el elemento que le faltaba a ese tan ansiado “sí”, pueden recordar que esa persona es importante en todo momento y también son capaces de representar una excelente compañía cuando llega el momento de pedir perdón.