Dropshipping: el negocio con el que estabas soñando

Las nuevas tecnologías avanzan de forma imparable, y esto provoca igualmente un avance en el mercado. Lo cual lleva a que cada vez sean más las personas que deciden comprar por internet, sobre todo  por la comodidad que este medio les proporciona.

La otra cara de la moneda es que cada día más personas se informan sobre cómo vender por Internet, para poner su propio negocio online. El problema es que no siempre se cuenta con dinero suficiente para poner en marcha un proyecto como este.

O al menos, eso es lo que creen muchas personas, equivocadamente. Por suerte, existe un modelo de negocio online que permiten iniciarse en el ámbito del emprendimiento sin apenas invertir nada. Se trata del dropshipping.

¿Cómo funciona el dropshipping?

Su funcionamiento es muy sencillo. En esta tienda online se ponen a la venta los productos que venden otras empresas, mayoristas o proveedoras, sin necesidad de comprarlos previamente. Es decir, el dropshipping no tiene almacén propio, sino que vende los productos que esas otras empresas tienen en stock.

Una vez que el negocio recibe el pedido, se lo envía a la empresa mayorista, que es quien lo prepara y lo envía al cliente. Lo hace siempre en nombre de la tienda, que es para el comprador quien realmente le vende el producto.

Estrategia de ventas para tu ecommerce

¿Cuáles son las ventajas de una tienda de dropshippping?

Son muchas las ventajas de emprender con este tipo de negocio. Sobre todo, obviamente el factor económico. Por lo poco que cuesta poner un blog o una página web normal, se puede poner en marcha un negocio rentable, siempre y cuando se acierte con los productos a poner a la venta. Pero además, al desentenderse de todo el proceso de envío del producto, el emprendedor puede centrarse en desarrollar estrategias que le permitan aumentar sus ventas.

Dos consejos fundamentales

Es muy importante disponer de varios proveedores. No importa que se trate de un negocio de dropshipping España y para contar con diversos mayoristas haya que acudir a países que se encuentren lejos. Lo importante es que los productos que se vendan realmente estén siempre disponibles.

Por otro lado, existe un aspecto especialmente importante antes de comenzar con este negocio, que es analizar el mercado para buscar nichos con potencial dentro del mismo. De esta forma se puede empezar a vender con unas mínimas garantías de que el producto ofrecido realmente interesa al público objetivo.

De modo que, en vez de centrarse en un tipo de cliente, o bien en un mercado en particular, lo mejor será comenzar con unas miras más amplias, e ir comprobando cuál es el mejor camino a escoger.

¡Cuidado con los proveedores que escoges!

Una vez que se haya escogido el producto específico que se va a poner a la venta, y tras haber estudiado este bien, es momento al fin de escoger a buenos proveedores, de los que haya referencias en el sentido de que no causan problemas y cumplen con los plazos de entrega.

Hay que tener en cuenta que, aunque es este quien se encargará del embalaje y del envío, es la imagen del negocio de dropshipping la que aparece siempre, y por lo tanto la que se arriesga. La mala reputación puede hacer estragos incluso antes de que el negocio comience a arrojar resultados positivos, y esto es algo que hay que evitar a toda costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.