Cómo debe ser una dieta equilibrada para un gato

Los gatos, para mantenerse en forma y saludables, deben consumir una dieta equilibrada en nutrientes esenciales y que se adapte a las distintas edades del animal y sus circunstancias.

Lo primero a considerar cuando se habla de la alimentación de los gatos es que se trata de animales carnívoros, por lo que siempre se ha de incluir carne como alimento principal. De las proteínas reciben su mayor fuente de energía y requieren incluso una mayor cantidad que los perros.  Así mismo, además de proteínas, la carne proporciona tres nutrientes esenciales para el desarrollo de los felinos: la taurina, el ácido araquidónico y la vitamina A.

La taurina es fundamental para mantener sano el corazón y la vista, el ácido araquidónico para cuidar de la salud de la piel y el pelo, y la vitamina A también para el pelo y para la vista.

Principales dietas Para Gatos

Las principales dietas que se presentan Para gatos varían en dependencia de su edad y el periodo vital por el que estén pasando, así como las características específicas del propio animal. De este modo, no es lo mismo una dieta para un cachorro, una mamá lactante o un gato anciano, por poner solo unos ejemplos. Algunos gatos, además, necesitan una dieta especial por circunstancias más concretas, por ejemplo, cuando han sido esterilizados, si necesitan una alimentación libre de cereales por ser intolerantes o tienen la piel sensible, etc.

La comida que se le ofrece debe ser también atractiva, es decir, que tenga un buen aroma y sabor para que el gato se sienta interesado por ella. En este sentido, en cuanto a calidad y atrayente, Amanova no tiene rival, una marca que comercializa los distintos tipos de piensos que cubren las necesidades de cada gato.

Alimentación equilibrada de un gato

Una fórmula completa para gatos les aportará todo lo que necesitan, sin necesidad de recurrir a comida humana, que en ocasiones puede no sentarles bien. Y en este sentido, Amanova ofrece una enorme variedad de productos, con sabores y aromas para que los gatos disfruten comiendo, con productos que contienen, pollo, salmón, cordero, conejo, pavo…

Gatos cachorros

Desde el destete y hasta los 6-12 meses de vida, los gatos tienen que cubrir sus necesidades alimenticias con una dieta que se adapte a su rápido ritmo de crecimiento. Hasta los seis meses necesitarán unas 120-150 kcal/kg, que disminuirán a unas 80-90 cuando cumplan el año de edad, siempre dependiendo de su nivel de actividad.

Es importante saber que una vez que los gatos han sido destetados y dejan la leche materna, no es necesario ofrecerles leche en su dieta habitual, de hecho, a algunos les sienta mal, pues cuando crecen van perdiendo las enzimas encargadas de su digestión.

Gatos adultos

Los gatos adultos ya no necesitan una dieta para crecer, sino para mantenerse sanos y en su peso. Para conservarse en una condición corporal óptima habrá que fijarse en su actividad, evitando el sobrepeso y los problemas de salud asociados. Un gato sano es aquel de aspecto atlético en el que no se ven las costillas, pero son palpables sin dificultad.

Otros factores a tener en cuenta serán si tiene algún tipo de intolerancia, como a los cereales, o la piel sensible. En ambos casos, en la página de amanova cuentan con el pienso adecuado

Gatos esterilizados

Los gatos que son esterilizados, sin importar si son machos o hembras, necesitan ingerir menos calorías. De este modo, su dieta ha de cambiar para que no empiecen a acumular grasas y, por lo tanto, a engordar y sufrir sobrepeso.

Gatas gestantes y lactantes

Al contrario que en el caso anterior, estas gatas necesitan más nutrientes para formar y alimentar a sus gatitos. Se recomienda que lleven el mismo tipo de alimentación que en la etapa de crecimiento.

Gatos ancianos

A partir de los 7 u 8 años, los gatos tienen más tendencia a deshidratarse, por ese motivo hay que cuidar de que beban suficiente agua e ingieran alimentos húmedos. Si además presentan algún tipo de patología, deberán seguir una dieta adaptada a sus necesidades.

Cómo alimentar a un gato enfermo

Los gatos con sobrepeso, son propensos a coger muchas enfermedades y patologías, deben seguir una dieta, pero siempre bajo control estricto del veterinario.

Cuando se dan otro tipo de enfermedades, la alimentación del gato deberá ajustarse a sus necesidades. Existen en el mercado diferentes fórmulas de pienso para tratar cada patología.

Historia del gato

El gato se ha convertido, junto con el perro, en el animal doméstico por excelencia, el que se tiene habitualmente como mascota. La Historia del gato y su domesticación por el nombre se remonta el 7500 a. C. y el 7000 a. C.

Ha pasado por momentos de veneración, en la antigüedad, a otros en los que se les consideraba un animal diabólico. En la actualidad, cohabitan en muchos hogares con sus dueños e incluso con otras mascotas, son queridos especialmente por su independencia, pues no necesitan tanto cuidados ni tanta atención como los perros.

Si se quiere obtener amplia información sobre sus orígenes y su historia, tan solo hay que hacer el clic en el enlace anterior.