Construcciones sostenibles: la madera

Las construcciones hechas con madera nunca han pasado de moda. Y más en los últimos años, que están ganando mucha popularidad. Algunas de sus ventajas son su practicidad y bajo coste si se compara con otro tipo de materiales. Es por eso que en este artículo te vamos a presentar cuáles son las principales ventajas de la madera enfrente a otro tipo de materiales que se utilizan en la construcción, como el ladrillo.

Son rápidas de construir

Este puede que sea uno de los puntos más fuertes de las casas de madera: la rapidez con la que se pueden edificar.

Por lo general, las casas que están hechas con ladrillos tardan unos 6 meses en hacerse. En cambio, las casas de madera se pueden construir en solo 1 mes, y en muchos casos puede que la duración sea de solo 2 semanas.

El precio

Un aspecto que va totalmente ligado con el anterior. Al poderse construir de forma fácil y rápida, las casas de madera necesitan la mano de obra menos tiempo, por lo que se ahorra mucho en esto. En cambio, las casas hechas con ladrillos necesitan a los trabajadores como mínimo durante 6 meses, por lo que los costes derivados por la mano de obra son mucho más elevados. Puedes consultar precios en Maestro Casas Facebook.

Otro aspecto principal que determina el precio es el transporte y el almacenamiento. La madera es mucho más fácil de transportar y almacenar que los ladrillos, por lo que los costes son también más bajos en este aspecto. 

La madera es ecológica y renovable

Todo el proceso de las casas de madera, desde la tala de los árboles hasta la construcción de las casas, es mucho más ecológico que el del ladrillo. En los últimos años se ha invertido mucho para que estos procesos sean lo menos contaminantes posibles. 

Además, la madera también es un material renovable, ya que los bosques se regeneran. Empresas que están en el sector, como Maestro Casas, cuentan con programas para replantar los bosques de donde talan los árboles. Así no se perjudica el ciclo natural de los bosques.

La madera es energéticamente eficiente

Una de las grandes propiedades que tiene la madera es que es energéticamente eficiente. Es decir, las construcciones que están hechas con madera son capaces de mantener la temperatura adecuada en su interior. Por ejemplo, en invierno pueden mantener una temperatura adecuada dentro, mientras que en verano también son capaces de mantener la temperatura fresca en el interior.

Por lo contrario, las casas de ladrillo no pueden mantener la temperatura porque el aire pasa a través de ellos, por lo que es necesario utilizar calefacción o aire acondicionado.

La madera es personalizable

Otra de las grandes ventajas de la madera es que se puede personalizar. En cambio, si se intenta moldear el ladrillo, lo más seguro es que se va a romper.

El que la madera sea ajustable es uno de los puntos que más gusta a las personas, ya que permite que se pueda decidir cómo es la casa en todo el proceso.