5 consejos para conseguir una piel siempre limpia y sin impurezas de forma natural

Tu cuidado de la piel facial comienza con una buena limpieza. ¿Estás aburrido/a de usar limpiadores artificiales para tu cara? ¿Estas pensando en tomarte un descanso con la cosmética convencional? Entonces has llegado al lugar adecuado, hemos seleccionado 5 recetas naturales ideales para limpiar profundamente y exfoliar tu piel para revitalizar tu belleza desde el interior. Así podrás cuidarte de forma natural en casa entre las sesiones de tu centro de belleza de confianza.

Los ingredientes naturales están contrastados por el tiempo y proporcionan grandes beneficios a la piel. Se han utilizado con éxito a lo largo de la historia por sus excelentes beneficios para la salud, así como para tratar diversas infecciones y enfermedades de la piel. Después de todo, si quieres darle lo mejor a tu piel, ¡qué mejor que buscar la ayuda de la Madre Naturaleza! Aquí va nuestra lista de las 5 mejores recetas para una limpieza de la piel natural.

Polvo de garbanzo y cúrcuma

La harina de gramo o el polvo de garbanzo se han utilizado ampliamente como limpiador de la cara durante años. Contiene propiedades naturales que controla el exceso grasa, deja la piel fresca, la suaviza y también combate las espinillas.

Polvo de garbanzo

Comienza tomando 2 cucharadas de polvo de garbanzo y luego agrega 1 cucharadita de polvo de cúrcuma y leche. Usa una cuchara limpia y mezcla bien todos los ingredientes para formar una pasta fina o espesa, según tus preferencias. La consistencia de la mezcla no debe ser o muy espesa o muy líquida, ya que podría desprenderse de la piel después de la aplicación.

Una vez que hayas creado una consistencia parecida a la de una mascarilla facial suave, aplícala por toda la cara con un cepillo facial plano o con las manos bien limpias. Déjalo de 10 a 20 segundos y luego limpia como lo harías con un jabón o un limpiador. Esta receta es ideal para pieles grasas o mixtas.

La leche

La leche es el limpiador natural más efectivo de la naturaleza. Funciona de manera efectiva en la mayoría de los tipos de piel. Toma 5 cucharadas de leche fría y agrega una pizca de sal y haz bien la mezcla. Luego, toma una bolita de algodón y empápala en la mezcla.

Suavemente toca la bola de algodón humedecida en la mezcla de leche y sal en toda el área de la cara y el cuello. Puedes dejarlo de 1 a 2 minutos. Luego, frótate con suaves movimientos circulares y después aclara.

La mezcla de sal y leche exfolia suavemente la piel. Elimina la piel muerta y también la nutre. Tu cara tendrá instantáneamente una apariencia fresca y brillante. La leche también suaviza la piel, aclara su tono y la iguala.

Pepino y cuajada

El pepino funciona como un excelente limpiadorTiene propiedades para tensar la piel. También ayuda a aclarar las manchas de la cara dejando tu piel con una sensación suave, fresca y nutrida.

Pepino como limpiador facial

Toma un pepino pelado y ponlo en la licuadora para extraer el zumo fresco. Ahora, agrega alrededor de 2 a 3 cucharadas de cuajada fresca. Mezcla ambos ingredientes y aplícalo en tu cara y en el área del cuello. Finalmente aclara la cara con agua fría y sécala.

La miel

La miel es un gran limpiador facial natural. Funciona suavemente para eliminar la suciedad y otras impurezas de la piel sin eliminar sus aceites naturales a diferencia de los limpiadores y jabones espumantes químicos. Tiene excelentes propiedades antibacterianas, antiinfecciosas y probióticas naturales, que ayudan a reducir los brotes en forma efectiva. Es muy suave y proporciona una profunda nutrición de la piel. Es ideal para pieles sensibles, equilibra la piel grasa e hidrata la piel seca.

Toma aproximadamente 1 cucharadita de leche y agrega 4 cucharaditas de miel. Una vez que hayas creado una consistencia parecida a la de una mascarilla facial suave, aplícala por toda la cara con un cepillo facial plano o con las manos bien limpias. Déjalo de 10 a 20 segundos y luego aclara como lo harías con un jabón o un limpiador. Esta receta es buena para todos los tipos de piel.

La avena

La avena es un excelente exfoliante suave y un buen limpiador. Ayuda a extraer todas las impurezas de la piel y a limpiar los poros. También funciona como un astringente suave, por lo tanto, limpia profundamente la piel sin dañarla. Es perfecto incluso para los tipos de piel más sensibles. La avena contiene buenas porciones de beta glucano. Sana la piel rápidamente, funciona como un agente antiinflamatorio y estimula la producción de colágeno en la epidermis.

Avena como exfoliante

Comienza haciendo una mezcla de 1 cucharada de leche (suero de leche o leche regular), 1 cucharada de avena y unas gotas de miel. Agrega un poco de agua y mezcla los ingredientes hasta lograr una pasta fina. Aplica la mezcla sobre tu cara y cuello con movimientos circulares suaves para lograr que funcione como un limpiador y exfoliante.

Conclusión

La naturaleza siempre nos sorprende con numerosas bondades. ¡Cualquier limpiador cosmético con un precio elevado no siempre brinda todos estos beneficios! Prueba estas recetas de limpiadores naturales contrastados para conseguir una piel limpia, bella y libre de impurezas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.