Consejos para decorar un hogar pequeño

¿Amas tu casa, es tu nido, tu refugio y el lugar donde te relajas después de un duro día de trabajo? Cuando hablamos de un hogar de pequeñas dimensiones, debemos tener en cuenta una serie de consejos para lograr la mayor armonía y luminosidad. Hay pequeños trucos en el diseño de cocinas pequeñas, salas de estar, dormitorios y otras estancias que pueden cambiar la percepción de una vivienda.

Usa colores claros para las paredes

Esta es una de las reglas fundamentales en el diseño de interiores cuando hablamos de estancias reducidas. Se sabe que usar colores oscuros o muy cálidos para las paredes disminuye la sensación de espacio y la percepción de luminosidad. En el caso de las salas modernas pequeñas es aconsejable confiar en colores claros y naturales, y si deseas añadir un toque de color, aplícalo en una sola pared. También es aconsejable optar por colores neutros como el gris, el azul o el verde claro.

Colores claros para las paredes

Rompe la monotonía decorativa

A veces, de acuerdo con el principio del “lienzo blanco”, si usas un toque de color (puede ser una pintura, un cabecero o una vinilo de pared), podrás atraer y romper el espacio circundante. En su caso, la falta de brillo será menos obvia. En un piso pequeño también se pueden celebrar pequeñas fiestas y para ello puedes inspirarte sobre la decoración de cumpleaños. Tus hijos te lo agradecerán.

Aprovecha el blanco, incluso para los muebles

Con el blanco nunca te equivocas, especialmente si has decidido amueblar tu hogar poco a poco y en pequeños pasos. No solo da brillo a las habitaciones, sino que permite tomar decisiones más originales con los sillones, las sillas, las alfombras o las cortinas. ¡Las ventajas son innumerables! Los arreglos de mesa y la decoración en general también deben inspirarse en la idea de “menos es más”.

Muebles bajos y madera natural

No subestimes la elección de los muebles. Si buscas brillo, puede que los muebles altos no sean para ti. De hecho, los colores excesivamente imponentes y oscuros cierran el ambiente no solo físicamente, sino también a un nivel perceptivo, porque sobrecargan la visión y no permiten la libre circulación de la luz y el aire. Si no tienes una casa grande, entonces es mejor liberar el espacio verticalmente para mejorar el brillo tanto como sea posible.

Muebles bajos y madera natural

Juega con las superficies reflectantes

Pueden ser pequeñas mesas y sillas en plexiglás, pero también, y sobre todo espejos. Tal vez nunca pensaste en ello, pero los accesorios pueden dar un cambio brillante a los entornos. Además, un efecto reflexivo y transparencia no se convierten en un obstáculo para la vista.

Elige telas en colores neutros

Esta regla se aplica sobre todo a las cortinas, que ocupan un papel importante en la estética y, sobre todo, son el instrumento que filtra la luz desde el exterior. Lo mejor sería elegir colores claros y neutros como el beige y el blanco. Si te gusta el color, intenta crear un contraste con una tela transparente que aclare el efecto. El mismo principio se aplica a las superficies horizontales, es decir, para las alfombras y la ropa de cama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.