¿Cómo se solicita la incapacidad permanente?

En España se encuentran disponibles cuatro grados de incapacidad permanente, las cuales corresponden a las limitaciones del trabajador. La solicitud de incapacidad es un procedimiento que debe realizarse cuando la persona en relación de dependencia laboral presenta reducciones anatómicas presumiblemente definitivas y que anulen su capacidad para el trabajo.

La Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), a través de los Equipos de Valoración de Incapacidades (EVI), son los responsables de declarar las incapacidades, atendiendo a los criterios establecidos. Es habitual que los trabajadores realicen la solicitud de incapacidad permanente cuando se encuentran en un periodo de incapacidad temporal.

Para la reclamación previa a la Seguridad Social, existen plazos específicos y es necesario seguir un modelo determinado, cumpliendo requisitos que varían en función de los cuatro grados de incapacidad señalados por la ley. Estos grados serían los siguientes: incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total, incapacidad permanente absoluta y gran invalidez.

¿Cuál es el procedimiento a seguir para solicitar una incapacidad permanente ante el INSS?

El trabajador tiene la oportunidad de solicitar la incapacidad permanente mientras se encuentra de baja médica, período durante el cual es necesario determinar el nivel de incapacidad. Una vez levantado el expediente, es el INSS la entidad que se encargará de justificar o negar la concesión de una incapacidad permanente, por medio de los EVI.

Procedimiento para solicitar una incapacidad permanente ante el INSS

Cuando estas entidades no inician el procedimiento, es el trabajador quien tiene que elevar la solicitud. Para esto, el trabajador presentará una solicitud basada en el modelo específico, que además tendrá que acompañarse con una serie de requisitos que corresponden al grado de incapacidad que este requiere.

Si la solicitud de incapacidad es negada, es entonces el momento de introducir una Reclamación Previa, que se trata de un escrito donde se solicita la revocación o modificación de la decisión negativa que ha tomado el INSS. Esto se realiza como un paso previo antes de ir a tribunales (cuando es necesario), y es un proceso en el cual Campmany Abogados puede ser de gran ayuda.

¿Qué ocurre cuando el INSS niega la Reclamación Previa?

En caso de que el INSS emita una nueva resolución negativa de incapacidad permanente a la Reclamación Previa, es momento de iniciar un procedimiento judicial en los tribunales. Por supuesto, hay una serie de plazos que deben cumplirse antes de esto; la respuesta por parte del INSS a una Reclamación Previa es de 45 días.

Si no se recibe respuesta dentro de este plazo de tiempo, se entiende como una solicitud negada, partiendo del principio de silencio administrativo que podemos apreciar en el apartado 5 del artículo 71 de la Ley General de la Seguridad Social. Igualmente, existen plazos a cumplir para interponer la demanda judicial ante la respuesta negativa a una Reclamación Previa.

El plazo para la presentación de demandas por vías judiciales es de 30 días hábiles, mientras que para el proceso de impugnación de alta médica es de solo 20 días.