Cómo quitarte las marcas de granos

Los granos irrumpen en la superficie de nuestra piel empujados por una bacteria, la C. Acnes. Una vez fuera, tapan los poros y se produce un exceso de grasa que, desde que se tiene memoria, toda la humanidad ha tratado de reventar con sus propios dedos, cuando no con algún objeto punzante. Y es aquí cuando se produce el problema de las marcas dejadas por granos en nuestra propia piel.

Cuando, literalmente, reventamos nuestros granos lo que estamos haciendo es provocar una lesión cutánea que desemboca en cicatrices o manchas en la piel. Una vez aparecen estas marcas ya es demasiado tarde, por eso es importante no tocarse los granos y prevenir la incidencia de agentes externos que pudieran afectar a nuestro cutis.

Si para ti es tarde, porque en tu piel ya lucen manchas o cicatrices por culpa de granos accidentados es posible que te estés preguntando cómo quitar las marcas de granos. La respuesta es sencilla: usar geles limpiadores y purificantes que reduzcan las inflamaciones, dejando la piel con un color mate. Para estos casos, Biretix cleanser es uno de los mejores del mercado.

Por tanto, una vez que la marca de un grano mal explotado queda impresa en la piel, necesitaremos productos exfoliadores, con ácido salicílico, que ayuden a la piel a regenerarse de forma natural. De lo contrario, las impurezas y la irritación mantendrán la zona erosionada y visiblemente afectada.

Por su parte, para mitigar las manchas de la piel provocadas por los granos es importante practicarse regularmente peelings químicos que exfolien la piel para dejarla más lisa y uniforme. No obstante, es necesario señalar que es muy difícil que las manchas desaparezcan del todo (siempre que no se use algún tratamiento médico-estético) pero, pese a ello, sí es posible reducir mucho el volumen y la intensidad de la mancha.

Finalmente, es importante señalar también que este tipo de cicatrices y manchas pueden agravarse si se hurgan o se expone la piel a los efectos nocivos de los rayos ultra violetas emanados del sol. Por tanto, aún podría potenciarse la pigmentación de la piel si no se tiene cuidado.

A la hora de proteger nuestra piel existen muchas opciones, tanto naturales como químicas. La mejor será siempre evitar el problema, es decir, no tocar los granos ni con los dedos ni con objetos punzantes, evitar los rayos uva del sol y evitar las autolesiones. Si ya fuera tarde, aplica sobre tu piel las cremas, pues es la única forma de que tu piel se vea limpia y sana.