Los beneficios del vino tinto para la salud

El vino es una bebida milenaria que ha sabido evolucionar con el paso del tiempo y mantenerse dentro del gusto de las personas con el paso de los siglos. Desde tiempos antiguos, diferentes civilizaciones han hecho del vino parte importante de sus vidas, como ocurrió con los romanos y los griegos, tanto por su delicioso sabor como las diversas propiedades con las que se asocia.

Del vino se desprenden innumerables beneficios para la salud del ser humano. En las siguientes líneas nos encargamos de exponer las ventajas que el consumo moderado de vino puede ofrecer al organismo humano, resaltando los resultados obtenidos por algunas investigaciones científicas llevadas a cabo por importantes instituciones a nivel mundial.

5 beneficios del consumo moderado de vino tinto

Una copa de vino tinto cada día se encuentra asociado a una cantidad impresionante de beneficios para la salud del cuerpo humano. Resumimos algunas de las más relevantes:

Retrasa el envejecimiento

Se trata de una bebida con la capacidad de reducir el envejecimiento celular por sus propiedades antioxidantes.  Esto se debe al alto contenido de resveratrol, un compuesto existente en la piel de las uvas y con la capacidad retrasar la oxidación de las células. Esto fue confirmado por un ensayo clínico llevado a cabo en la Escuela Médica de Harvard.

Protege nuestras funciones cognitivas

Diferentes investigaciones concuerdan en que consumir un pequeño vaso de vino diariamente disminuye la posibilidad de desarrollar enfermedades neurodegenerativas, protegiendo a largo plazo las funciones cognitivas del cerebro humano. Esto se debe a que impide el endurecimiento de las arterias y consigue un mejor riego sanguíneo a todos los órganos, incluyendo el cerebro.

beneficios del consumo moderado de vino tinto

Aliado en la pérdida de peso

Su consumo potencia la función de un gen encargado de impedir la formación de células de grasa en el cuerpo, mientras moviliza las ya existentes y favorece su eliminación. De esta forma se consigue estimular la pérdida de peso de manera saludable, reduciendo la capacidad del cuerpo de retener grasa, lo cual resulta beneficioso para la salud cardiovascular.

Reduce la posibilidad de desarrollar diabetes

Según una investigación de la revista especializada Diabetes Care donde se analizó el estilo de vida de unas 360.000 personas, se concluyó que aquellos que incluyen en su rutina diaria un vaso de vino tinto tienen un 30% menos probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, un descubrimiento interesante para promover estilos de vida más saludables.

Previene el cáncer

Dada su potencia antioxidante, tiene la capacidad de reducir las probabilidades de padecer diversos tipos de cáncer, especialmente en las mujeres. El resveratrol se asocia a la disminución de la rapidez en la cual se multiplican las células cancerígenas, especialmente las del cáncer de mama, pulmón y otros.

Finalmente, se trata de una bebida con la capacidad de influir en nuestro estado de ánimo y mejorarlo. Una sola copa de vino tiene como efecto inmediato la liberación de endorfinas, generando sensación de relajación, tranquilidad y mejorando nuestro estado de ánimo.