La cirugía de aumento de pecho actual

La cirugía de aumento de pecho o mamoplastia de aumento es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo aumentar el volumen de los senos o mamas. Una intervención que puede llevarse a cabo también con el fin de modificar la forma. Es por esto que cada vez más personas en nuestro país se someten a ella por diferentes causas.

Los especialistas pueden aumentar el pecho de diversas formas. Una de las más habituales es a través de los implantes mamarios. Sin embargo, no es el único método en la actualidad, ya que actualmente muchas mujeres no desean introducir en sus cuerpos unas prótesis mamarias, y en para estos casos puede realizarse la cirugía de aumento de pecho o grasa propia. Esta cirugía de aumento de pecho también llamada lipofilling de senos, tal y como nos indica el especialista en cirugía mamaria drterren.com, tiene ventaja que extraemos grasa de la propia paciente mediante una liposucción en alguna zona en la que tenga acumulación o exceso de grasa localizada, para después de un proceso de depuración inyectarla en los pechos, consiguiendo así el  aumento de volumen deseado.

Uno de los tipos de prótesis con los que trabaja el distinguido Dr.Moltó son las prótesis ligeras b-lite. Estos son los implantes mamarios más ligeros del mundo, hasta el punto de reducir el peso del implante en un 30%. Los implantes B-Lite utilizan una cubierta de silicona estándar rellenas con gel B-Lite.

Implantes mamarios

Tras la operación de aumento de pecho, la paciente debe encontrar el tipo de sujetador más adecuado para su día a día. El Dr. Gonzalez Fontana recomienda hacer uso de un sujetador deportivo postoperatorio, un sujetador que aporta comodidad y un buen apoyo a los implantes de mama para que estos estén protegidos en todo momento.

Además de la elección del sujetador más apropiado, durante el postoperatorio hay que tener en cuenta otros aspectos esenciales. Uno de los más destacados tiene que ver con la evolución de las cicatrices. Todas las intervenciones quirúrgicas como el aumento de pecho o la elevación mamaria, implican una serie de incisiones en la piel. Estas incisiones dan lugar a las cicatrices que un cirujano plástico especialista en cirugía mamaria, debe seguir su evolución u proceso natural de cicatrización tras la operación, para conseguir que estas cicatrices vayan difuminándose con el tiempo, llegando a ser totalmente imperceptibles.En definitiva, la mamoplastia de aumento de pecho es una intervención que ha avanzado mucho en los últimos años. Las técnicas empleadas, los equipos quirúrgicos actuales y la profesionalización de los especialistas, no tienen nada que ver con la de hace un tiempo. Ahora podemos disfrutar de una total garantía de éxito y seguridad en cualquier mamoplastia de aumento.