Asociación Libra rediseña su proyecto para proteger la cotización de su criptomoneda

La desvalorización de las monedas tradicionales ha significado un fuerte impulso para las criptomonedas, las cuales se están consolidando como una inversión segura. En febrero, la cotización de criptomonedas alcanzó el coste de 10.186 dólares por unidad. Asimismo, el Bitcoin se está recuperando e incluso China ha anunciado el lanzamiento de su propia criptodivisa, la cual estará respaldada por el yuan.

Por otro lado, Libra, la criptomoneda de Facebook que fue lanzada en 2019, ha anunciado cambios inminentes que la acercan más a una red de pagos con monedas locales que a una moneda global, el gran objetivo al cual apuntaba cuando fue presentada por la red social.

La Asociación Libra anunció una serie de cambios en el plan original diseñado por Facebook. A partir de ahora, la criptomoneda recibirá el apoyo de diversas monedas digitales que están respaldadas en el dólar estadounidense, el euro o la libra esterlina. Libra inició este proceso para flexibilizar su sistema, tras perder el apoyo de socios estratégicos como MasterCard, Visa, PayPal y MercadoPago, por citar algunos.

Nueva estrategia

Facebook ha tenido que rediseñar su plan original, el cual se enfocaba en elaborar una moneda global, pues se ha encontrado con bastantes dificultades en el camino. Las autoridades regulatorias de los gobiernos durante el último año ha sido una de ellas. Estas han advertido sobre un posible riesgo de perder el poder y el control que mantienen los bancos centrales. Por ello, han puesto una serie de obstáculos antes de compartir sus políticas monetarias con la plataforma de una compañía privada.

Criptomoneda

A partir de ahora, Libra quedará conformada por distintas monedas digitales estables, conocidas como stablecoin, las cuales tienen el respaldo de diferentes divisas, adecuadas según el mercado donde funcione. En principio, la idea de Facebook era impulsar una única criptomoneda capaz de funcionar a nivel global. Esta tendría el respaldo del dólar estadounidense, el yen japonés, el euro y otras monedas más.

Cambio de objetivos

Con la implementación de estos cambios, Libra tendrá un funcionamiento bastante similar a métodos de pago ya existentes en el mercado, como PayPal. En un comunicado, la Asociación Libra enfatizó que estará sujeta al control y monitoreo del Grupo de Acción Financiera Internacional. Además, refirió que no busca desplazar a los sistemas ya existentes.

“Nuestra visión siempre fue ser el complemento, de los sistemas monetarios actuales, sin competir ni interferir con la soberanía monetaria de un país”, sostuvo la compañía en el comunicado.

Los especialistas prevén que la reestructuración del proyecto podría resultar beneficioso para libra. Las preocupaciones por temas como la regulación y seguridad hicieron que varios socios desistieran y abandonaran la Asociación. Con estas modificaciones, nuevas compañías podrían sumarse al grupo que continúa tomando forma.

No obstante, tampoco hay una certeza de que el cambio de planes vaya a funcionar. Para Sylvia García, miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, este nuevo modelo no resuelve los problemas sobre cómo la renovación de Libra afectará al sistema monetario global y a los usuarios.