Viajar solo o acompañado. Pros y contras

Es posible que hayas probado la experiencia de viajar acompañado, ya sea por amigos, por familiares o por tu propia pareja. Pero, sin embargo, no todos han vivido lo que se siente solo ante un mundo desconocido. Analizamos las ventajas e inconvenientes de ambas opciones. ¿Tienes curiosidad?

No es oro todo lo que reluce

Y fuera de casa, menos. Así que vamos a comenzar con los contras que tiene viajar en soledad y también con los que tiene viajar en compañía. Es necesario que los conozcas bien antes de pasar a la parte positiva, no queremos que te quedes con un mal sabor de boca de ninguna manera.

Así que empezamos por la parte menos amable de viajar por tu cuenta, sin nadie al lado. Ni amigos, ni conocidos, ni siquiera un grupo de viajeros al que te puedas sumar. No estamos hablando de los viajes pensados para singles, porque, al fin y al cabo, en esos viajes no estás solo ni desprotegido ni un solo minuto. Estos viajes consisten en conocer gente y de compartir, en resumidas cuentas.

viajar Parejas

El verdadero viajero solitario es aquel que está solo con su soledad. No significa esto que no pueda compartir instantes y momentos con gente que se va encontrando por el camino, es más: esto es una parte muy importante de la esencia de los viajes en soledad, una de las mayores ventajas.

Una de las partes más negativas es, que antes cualquier problema, inconveniente o dificultad, no tienes a nadie de confianza junto a ti para echarte una mano. Así que cuando algo de esto sucede, es posible que te sientas bastante perdido. Vas a requerir de una gran fortaleza mental.

Asumir y manejar por tu cuenta las contrariedades del camino no es menos desolador que el hecho de no poder disfrutar con nadie de todas las satisfacciones y placeres que sin duda también te aguardarán. Al fin y al cabo, todo es mucho mejor cuando el goce es compartido.

Por otro lado, viajar con alguien más puede llegar a resultar una auténtica tortura. Son frecuentes las peleas de parejas en los viajes, simplemente porque se pasa mucho tiempo con la otra persona, quizás demasiado, y es más sencillo que ciertas desavenencias puedan salir a la luz. 

Si vas con amigos no creas que estás a salvo de que algo así pueda sucederte. La falta de intimidad propicia que puedas terminar cansado y, además, viejas rencillas o desacuerdos pueden amargaros el viaje. Es normal que surjan opiniones distintas sobre qué hacer, dónde ir a comer, qué visitar…

Bien, hasta aquí la parte menos apetecible. Una vez valorados estos riesgos, vamos con los pros que sin duda existen en los viajes en solitario. Uno de los más importantes es que te verás “obligado” a sumergirte más en la vida cotidiana del lugar, al no tener a nadie con quien relacionarte, llegará el momento en el que te apetezca (y mucho) charlar con los lugareños u otros viajeros.

Aprenderás una barbaridad y es posible que hasta hagas nuevos amigos. Por si fuera poco, no tendrás que ponerte de acuerdo con nadie. A la hora de tomar decisiones tu eres el rey y tu propia opinión es la única que tendrás que escuchar. Suena tentador, ¿no es cierto?

viajar solo

Viajando en compañía las alegrías se multiplican. Las risas están aseguradas, y la diversión también. La amistad se fortalece muchísimo durante los viajes porque os enfrentáis juntos a retos y desafíos fuera de vuestra zona de confort. Un viaje puede convertiros en amigos para toda la vida.

En el caso de que se trate de tu pareja, el romanticismo también estará presente. El viaje permanecerá para siempre en la memoria compartida de vuestra relación sentimental. Conservareis recuerdos imborrables y además os merecéis disfrutar el uno del otro en un ambiente diferente.

Viajar en pareja es una suerte y un regalo. Si tienes la oportunidad de hacerlo, te animamos a que la aproveches, no te arrepentirás. Si tienes dudas acerca de cómo sería, porque de momento todavía no has tenido la ocasión de disfrutar de ello, te recomendamos entrar en www.amoramargo.com.

Aquí podrás leer acerca del amor y todas sus expresiones y en su blog encontrarás artículos relacionados con el tema viajar y con muchas otras experiencias que se viven en pareja. Te gustará porque hablan sin tapujos sobre todo lo bueno y lo malo, no ofrecen la clásica versión edulcorada.Solo, con tu pareja, o con varias personas más. Cómo sea, pero viaja. A la vuelta, no importa de qué manera lo hayas hecho o qué hayas decidido, una pequeña parte de ti habrá cambiado. Y habrá merecido absolutamente la pena. Te aseguramos que no traerás de vuelta solo las maletas.