Las previsiones de Bitcoin en plena crisis del coronavirus

La crisis del Covid-19, conocido comúnmente como coronavirus, está llevando sus consecuencias más allá del aspecto sanitario. Desde el aspecto económico, lo que la OMS ya considera una pandemia mundial se está traduciendo en desplomes de los principales mercados financieros. Dentro de este contexto, el mercado de las criptomonedas también se está viendo afectado de forma considerable, con grandes bajadas de valor en poco tiempo.

En este sentido, uno de los activos que, pese a los números, parece resistir la crisis del coronavirus es el Bitcoin. Si deseas conocer el precio de Bitcoin puedes consultarlo a través de páginas web especializadas, donde los datos apuntan a fuertes disminuciones de valor que han dejado a esta criptomoneda en unos 5.000 euros de valor de intercambio, unos 1.000 menos que el valor medio que venía registrando en los últimos meses. 

Sin embargo, se trata de una bajada discreta en comparación al desplome de otros criptoactivos, que han registrado pérdidas de más del 30% de su valor en 24 horas y que presentan valores no seguros para los inversores.

¿Por qué comprar Bitcoin en estos momentos?

Incluso con la crisis del coronavirus en pleno apogeo, con los mercados financieros sufriendo las consecuencias, comprar Bitcoin se presenta como una buena inversión en este contexto pese a su reciente bajada de valor. ¿Por qué? Porque tradicionalmente se ha considerado a esta criptomoneda como un “activo refugio”. Esto quiere decir que el número de Bitcoins está limitad a 21 millones, un dato que, unido a su descentralización, se traduce en que no le afecta la depreciación.

Estas cualidades hacen de Bitcoin una criptomoneda única y peculiar dentro del mercado, que además han llevado a este activo a ser la principal alternativa para los inversiones que quieren comenzar a operar en el mercado. Además, cabe señalar que las positivas previsiones sobre el crecimiento de Bitcoin previas a las crisis del Covid-19 pueden volver a la palestra una vez haya pasado el punto álgido de la pandemia y se controle la situación.

En este sentido, la opinión pública también ha cambiado durante los últimos meses su percepción sobre las criptomonedas y su funcionamiento. Los activos como el Bitcoin han pasado de ser vistos como una inversión de poca fiabilidad a ser una alternativa idónea para operar e invertir a través de Internet de forma cómoda, fácil, rápida y segura.

La paciencia y el análisis, clave para los inversores

En el contexto actual, con los principales índices del mercado financiero registrando una alta volatilidad debido a la crisis de coronavirus, la clave para los inversores en criptomonedas será la paciencia y el análisis. La paciencia porque, cuando esta situación adversa quede bajo control, activos como el Bitcoin volverán a registrar valores positivos que invitarán a operar; y el análisis para realizar los movimientos oportunos con criterio dentro de una situación atípica.

Cómo comprar Bitcoin

En las semanas previas a la pandemia, Bitcoin había conseguido superar los 8.000 dólares en su valor de intercambio, una gesta que situó a este activo en números a una gran distancia de sus competidores y que son una prueba irrefutable de su fuerza y confianza como valor refugio dentro del mercado de las criptomonedas.

¿Cómo comprar Bitcoin?

Para los inversores interesados, comprar Bitcoin es un proceso sencillo, fácil y rápido mediante plataformas especializadas. Para empezar, el inversor debe registrarse para abrir una cuenta en la mencionada plataforma aportando sus datos personales. En este punto, podrá decidir si será una cuenta particular o empresarial, dependiendo de su objetivo y uso. Además, también se deberá indicar la forma de pago, que puede realizarse mediante tarjeta, SEPA u otras alternativas disponibles.

Cuando el usuario haya completado estos datos, se generará la cuenta personal, de forma automática, dispondrá de un monedero digital, donde podrá consultar su activo disponible. Este monedero servirá para guardar las criptomonedas compradas con las que posteriormente podrá operar. La interfaz de este tipo de plataformas suele ofrecer una experiencia cómoda e intuitiva, por lo que el nuevo inversor aprenderá rápidamente su funcionamiento. Desde ese momento, solo quedará operar con criptomonedas como Bitcoin: comprar, vender o conservar los activos en el monedero digital.

El futuro de los criptoactivos

Incluso dentro de un contexto complicado debido a las consecuencias del coronavirus en el mercado financiero, las previsiones para el crecimiento de los criptomonedas, entre las que destaca Bitcoin, son optimistas. De hecho, existe una corriente de opinión que sitúa a estos activos en un rango mayor de confianza respecto a las divisas comunes debido a su base tecnológica, que ofrece mayor seguridad y un potencial de futuro con un horizonte positivo dentro de los parámetros del mercado.

Las criptomonedas han abierto una forma totalmente nueva para operar e invertir en los mercados, técnicas todavía por explorar y mejorar que hacen prever una rápida evolución y un rápido crecimiento durante los próximos años. En esta situación, tanto para operar en el presente como para prepararse de cara al futuro, el Bitcoin presenta credenciales como la principal opciones para invertir en el mercado de criptoactivos, donde se ha mantenido como líder desde el año 2012.