Farmacias, comercios con tradición en Andorra

Convertidos en centro de salud, las farmacias de tradición en Andorra han marcado la pauta de profesionalismo y calidad en sus productos y atención. A su vez, lugares como la Farmacia Guerrero, complementan su impecable servicio con tratamientos de homeopatía.

Al suroeste de Europa se encuentra el Principado de Andorra, el cual es un pequeño país de casi ochenta mil habitantes. Aunque por mucho tiempo este lugar fue desconocido, después de la segunda guerra mundial y gracias al turismo, se convirtió en un interesante lugar para visitar.

Con casi 500 kilómetros de área, esta nación está ubicada en los Pirineos, entre España y Francia. Allí los comercios en su mayoría son negocios que han pasado de generación en generación y cada tienda se ha convertido en una autoridad en el ramo que trabaja.

Las farmacias no son la excepción, en este pequeño lugar, las familias fundadoras han ido estableciendo comercios de todo tipo y evolucionan al paso que marca la tecnología.

El negocio original

El origen de las farmacias se centra en los boticarios que se encargaban personalmente de preparar los medicamentos, más tarde la revolución industrial trajo consigo el nacimiento de la industria farmacéutica. De allí surge la necesidad de crear profesionales en el área de la preparación de medicamentos y nace la farmacología como ciencia.

Farmacias en Andorra

En la actualidad las farmacias se han convertido en verdaderos centros de salud, ya que en ellas se pueden encontrar artículos de perfumería, nutrición, belleza, aseo personal y limpieza del hogar. Sin embargo, originalmente, una farmacia era tan sólo un espacio donde un conocedor de las mezclas químicas preparaba medicinas.

Además de los medicamentos, en estos espacios se pueden encontrar equipos médicos tales como prótesis, o accesorios como inyectadoras o guantes quirúrgicos. La autoridad que ostentan los farmaceutas se debe a que son conocedores de la función de cada principio activo dentro del organismo, inclusive cuentan en su mayoría con personal altamente capacitado en el área de medicina.

Es así, como el desarrollo ha sido paulatino en este ramo y los farmaceutas trabajan en conjunto con la medicina y la química, para crear nuevos productos que mejoren la salud. La mayoría de las farmacias en Andorra, al igual que en el resto del mundo, abrieron sus puertas ofreciendo medicinas tradicionales o alopáticas.

Con el tiempo se desarrollaron otras corrientes de la medicina y con ellas nuevos medicamentos aparecieron en el mercado, así surge la medicina naturista, la ayurvédica y la homeopática entre otras.

Farmacias en Andorra, tradición y profesionalismo

En el Principado de Andorra se encuentra la Farmàcia Guerrero, que hoy en día cuenta en su trayectoria con tres generaciones de la misma familia. Bajo la dirección de Gabriel Guerrero Ruiz se mantiene la edificación original, sobresaliendo entre las calles de la tranquila ciudad, donde se ofrecen productos de perfumería, así como accesorios y productos de aseo personal, y medicamentos.

Además al igual que otras farmacias, este establecimiento cuenta con tratamientos de homeopatía, debido a que esta especialidad es novedosa en la farmacia, se ofrece un servicio de médicos que pueden auxiliar con indicaciones específicas sobre estos remedios extraídos de las plantas sin aditivos químicos artificiales.

Asimismo, resulta común ver hoy en día cadenas de farmacias que edifican sucursales en varios puntos de una ciudad o inclusive de un país, evidentemente esto sucede cuando la empresa aumenta en reputación respecto al público en general.

La Farmacia Guerrero se sitúa en el centro de la capital de Andorra La Vella, en la calle principal, mientras tanto se abre la segunda sucursal en la misma provincia, en Escaldes – Engordany se levanta la Farmacia Europea propiedad del mismo grupo Guerrero. Brindando a su clientela diversas opciones para encontrarse con estos profesionales, mientras que permite la cercanía de nuevos clientes deseosos de calidad y buena atención farmacéutica.

Las innovaciones tecnológicas dan vida a la tradición

Desde la llegada de internet a finales del siglo XX las farmacias inician su camino para introducirse en el espacio digital. En Farmacia Guerrero la creación de su página web se ha dejado en manos de expertos que, a partir del logo de la empresa, han construido un espacio digital que llama la atención de los clientes.

El primer paso fue abordar la publicidad mostrando la variedad de productos con sus características y precios, después se sumó el blog como una opción para ofrecer información sobre salud y estética, aquí se encuentran artículos cortos de interés para el público en general.

La posibilidad de contactar con la tienda, y opinar o preguntar de forma directa desde casa, creó un nexo importante gracias a la creación de estas plataformas digitales. Muy pronto se añadieron secciones diversas para agrupar los productos de adelgazamiento, vitaminas, cosmética, higiene, bebés y mamás, solares y remedios para aliviar el dolor.

Más adelante se añadió la opción para hacer compras por internet con envío a domicilio. De esta forma todos los servicios de la farmacia pueden ser conocidos a través de internet, lo que fomenta la eficiencia del servicio mientras se fortalece el nexo de unión con los usuarios.