Cómo funciona el aceite de CBD

La popularidad del aceite de CBD ha tenido un crecimiento exponencial gracias a su potencial uso medicinal. El cannabidiol es extraído de la planta del cannabis por medio de un proceso que permite eliminar el cannabinoide THC, responsable de los efectos psicotrópicas que se relacionan con la planta.

Marcas como Cibdol, han desarrollado productos de uso medicinal basado en aceite de CBD como cremas y suplementos, los cuales tienen interesantes efectos medicinales. Su funcionamiento se basa en la interacción del compuesto con los receptores del sistema endocannabinoide, el cual funciona como regulador del desempeño de otros sistemas importantes como el inmunológico.

¿Qué es el sistema endocannabinoide?

Lo que hace el sistema endocannabinoide es permitir que el cuerpo humano funcione de una forma más eficiente. De hecho, se trata de un sistema de vigilancia que permite desencadenar la liberación natural de sustancias químicas que son beneficiosas para las funciones del organismo, por ejemplo la serotonina (5-HT), conocida como hormona de la felicidad.

Para que el sistema endocannabinoide actúe, se requiere la estimulación de los receptores CB1 y CB2. Estos son la puerta de entrada para el cannabidiol, siendo este el único compuesto capaz de realizar dicha estimulación sin producir efectos secundarios negativos sobre las funciones cerebrales, por lo que, en teoría, en ningún caso se producen alteraciones psicotrópicas.

Propiedades terapéuticas del aceite de CBD

¿Cuáles son los beneficios del aceite de CBD?

Son muchas las propiedades terapéuticas del aceite de CBD que han podido ser comprobadas por medio de estudios médicos y evidencia científica, algunas relacionadas con enfermedades crónicas y neurodegenerativas que suelen afectar a millones de personas en todo el mundo. El aceite de CBD podría ayudar a tratar enfermedades como:

  • Estrés
  • Ansiedad
  • Psicosis
  • Dependencias químicas
  • Epilepsia
  • Alzheimer, Parkinson, Esclerosis múltiple y otros padecimientos crónicos neurodegenerativos
  • Trastornos de espectro autista
  • Tumores y como acompañamiento durante las quimioterapias para disminuir la incidencia y magnitud de sus efectos secundarios

Entre las propiedades más importantes del Aceite de CBD, encontramos:

  • Analgésico
  • Antiinflamatorio
  • Anticonvulsionante
  • Antioxidante
  • Neuroprotector
  • Antitumoral
  • Reduce la apetencia a sustancias como heroína, cocaína y alcohol
  • Modulador del funcionamiento del sistema inmunitario
  • Ansiolítico
  • Antipsicótico

Su capacidad de proteger las funciones cerebrales ha sido bien apreciada por las personas mayores y aquellos que por su trabajo se ven sometidos a niveles de estrés elevados.

Para obtener estos beneficios, es posible acceder a una amplia gama de productos, aunque la forma más conocida es el consumo de gotas de aceite de CBD en concentraciones específicas que varían según la tolerancia de cada persona. En líneas generales, los beneficios son amplios y no se presentan efectos secundarios cuando se utilizan las dosis terapéuticas adecuadas.

Por el contrario, se trata de un suplemento que ha ganado popularidad gracias a que la administración de aceite de CBD permite tratar enfermedades de una manera más natural y sin que se origine dependencia a compuestos químicos, como suele ocurrir con frecuencia en los pacientes que sufren de convulsiones.