3 rutas de senderismo para mantenerte en forma en tu visita a Barcelona

Barcelona es uno de los destinos vacacionales por excelencia sin importar la época del año en la que nos encontremos. Esta ciudad cosmopolita situada a orillas del Mediterráneo ofrece un amplio abanico de experiencias culturales, gastronómicas, comerciales e incluso financieras que atraen tanto a turistas deseosos de recorrer sus calles como a asistentes de los diversos congresos que tienen lugar en la capital. Esta afluencia masiva de visitantes durante el año ha llevado a las empresas hoteleras a ofrecer nuevas ofertas en lo que a apartamentos de lujo en Barcelona se refiere, pues es un hecho demostrable que cada vez más los viajeros eligen esta forma de hospedaje para pasar sus vacaciones.

Pero Barcelona es mucho más de lo que hemos mencionado, pues es en sí mismo un enorme y verde gimnasio al aire libre que ayuda a segregar endorfinas, así como liberar la tensión acumulada para poder disfrutar de nuestras vacaciones sin estrés alguno. Y como sabemos que en vacaciones es imprescindible seguir cuidándose y a muchos os apasiona viajar en busca de rutas de senderismo ideales para continuar manteniendo la forma física al mismo tiempo que conectáis con la naturaleza, os dejamos a continuación las mejores rutas de Barcelona.

Carretera de les Aigües

Este camino recibe su nombre del antiguo recorrido de una conducción del agua que cuenta con casi 10 kilómetros de longitud y que se ha convertido con los años en el camino idóneo para disfrutar de las vistas de Barcelona. Es a día de hoy uno de los caminos más populares entre los habitantes de la zona al poder ser recorrido en bicicleta o andando. Además de ser de fácil acceso desde la ciudad, llegado un punto en concreto de la sierra de Collserola este se transforma en un mirador con vistas espectaculares de los alrededores.

El trayecto puede iniciarse tanto en el Pla de les Maduixeres, en Barcelona como en la Plaça Mireia, en Esplugues del Llobregat, aunque este último cuenta con el inconveniente de tener que enfrentarse a una dura subida hasta llegar al mirador, llamado mirador de los Xiprers. Por lo que, si vais acompañados de niños o personas que no están acostumbrados a este nivel de dificultad, quizás lo más conveniente sería empezar por el otro extremo. Lo bueno es que al llegar al mirador podréis recuperaros bebiendo agua de una pequeña fuente y descansando en uno de los bancos que encontraréis allí.

Montserrat

Parque Natural del Cadí-Moixeró

Se encuentra en el Prepirineo y es el segundo parque más grande de Cataluña. Está conformado por las dos grandes sierras del Cadí y del Moixeró, que unidas forman una impresionante barrera montañosa de unos 30 km de largo. Al ser un territorio de gran dimensión, las rutas a disposición de los visitantes son varias y de larga duración, teniendo como objetivo muchas de ellas picos, cascadas y miradores. Para satisfacer las necesidades de cada persona se han dispuesto una enorme cantidad de itinerarios con senderos bien señalizados, de esa forma cada uno puede elegir aquel que se adapte mejor a sus aptitudes y gustos.

Si os vais a adentrar en las rutas más complejas, desde el parque recomiendan llevar un equipo adecuado e incluso ropa de abrigo, aunque sea verano, por lo que pueda ocurrir. También es posible realizar actividades de escalada, siendo las más concurridas la cara norte del Pedraforca y la pared norte de la sierra del Cadí, si bien son de las más peligrosas por la posible existencia de canales de nieve y hielo de diversa dificultad.

Les Agulles y Els Frares Encantats

Situada en el Macizo de Monserrat, este paisaje montañoso de 10 km ofrece un sinfín de posibilidades, ya sea en rutas de senderismo como de escalada. Existen diversas rutas, algunas más exigentes que otras, aunque en su mayoría la dificultad suele ser media. Por otro lado, el inicio del recorrido desde la región de les Agulles es difícil de encontrar pues está muy poco señalizado, pero una vez localizado no hay pérdida ninguna. En ocasiones, el camino presenta desniveles en las paredes de la roca que solo se podrán sortear escalando con una cuerda fija o ayudándonos de los elementos del entorno, aunque por lo general la travesía no es complicada a pesar de su irregularidad.

Estas dificultades se compensan al atravesar, mientras realizamos el trayecto, frondosos bosques verdes y monolitos de roca al mismo tiempo que se nos ofrece una espectacular vista de ambos lados de la montaña. Dada la zona que se está recorriendo, es necesario hacerse con provisiones para el camino así como llevar un calzado adecuado y ropa apta para la época del año en cuestión. No obstante, si la meta es superarse a sí mismo al tiempo que se quiere vivir una experiencia única, esta es tu ruta elegida.

Si tras leer este artículo te has dado cuenta que tu siguiente aventura será recorrer alguna de estas maravillosas rutas, quizás sea hora de investigar cuál de los cientos de alojamientos existentes que ofrecen las distintas webs como Lugaris.com es el ideal para tus ansiadas vacaciones.