Los juegos de construir, claves para la educación y potenciar las habilidades de los niños

Jugar es una de las cosas favoritas de los niños. Unos prefieren actividades deportivas con los amigos, otros prefieren ver una película de dibujos animados y otros prefieren jugar en casa con juegos de construcción. En cualquier caso, jugar es una actividad enriquecedora, divertida y que ayuda a mantener a los niños activos tanto físicamente como mentalmente.

Los Juegos de Construir son especialmente recomendados por los expertos por su capacidad para potenciar ciertas habilidades en los niños. Este tipo de juegos están cada vez más presentes en los hogares y les permiten construir, apilar y destruir lo construido si no están conformes con el resultado. Pero, ¿por qué son tan necesarios este tipo de juegos?

Beneficios de los juegos de construir para niños

Son muchos los beneficios que los expertos destacan de los juegos de construir para los niños, pero quizás los que resultan más interesantes son los siguientes:

Desarrollo de habilidades motrices

El hecho de estar construyendo y destruyendo con sus propias manos y con esfuerzo ayuda a mejorar el desarrollo de habilidades motrices. El hecho es que está demostrado que se fortalecen los músculos de sus manos, algo de vital importancia para su crecimiento y que también tiene un impacto a la hora de realizar otras actividades, como el deporte.

Desarrollo de habilidades

Favorecen la concentración y el desarrollo cognitivo

El uso de juegos de construir hace que los niños aprendan y se esfuercen a nivel mental, ya que necesitan crear una pieza final con sentido y deben unirlas de manera que así sea. De esta forma los niños desarrollan una mayor orientación espacial y una mejor comprensión del mundo que les rodea. Esta estimulación mental potencia su desarrollo cognitivo en edades tempranas, lo que sin duda tiene un efecto en su cerebro y en su capacidad de concentración y aprendizaje.

Mejora de la constancia y el esfuerzo

Tener que construir algo desde cero requiere de una gran constancia en la vida de cualquier adulto, y es bueno que desde pequeños pongan en valor el esfuerzo que se necesita para conseguir cualquier cosa en la vida. Este tipo de juegos les demuestra que, con constancia, pueden llegar a construir cualquier elemento que pase por su mente (animales, edificios, automóviles…) y que su esfuerzo se ve recompensado.

Fomentan el trabajo en equipo

Tanto en la etapa educativa como en el mundo laboral, el trabajo en equipo es fundamental. Transmitir la necesidad de aprender y trabajar con otros niños es uno de los beneficios de los juegos de construir. Y es que no hay nada mejor que potenciar esta capacidad mientras juegan, ya que aprenden sin que se den cuenta. Lo ideal es que entre varios niños intenten construir un mismo elemento y cada uno aporte su esfuerzo y dedicación. O crear un concurso entre ellos para elegir al mejor avión, robot o coche que han creado con este tipo de juegos.

Mejora la coordinación ojo-mano

Los juegos de construir necesitan de una coordinación constante de la mano con los ojos para ir colocando de manera adecuada las diferentes piezas. Estas habilidades motoras pueden ser de gran utilidad para los niños y, como en el punto anterior, puede serles de utilidad a la hora de practicar cierto tipo de deportes, como el tenis o el béisbol. Y es que a través del juego enseñan a su cerebro a coordinar mejor los movimientos de su mano con los de sus ojos.

Aprenden conceptos de manera natural

A la hora de construir cualquier elemento los niños aprenderán sin que se den cuenta conceptos tan importantes como la simetría, la proporcionalidad, la gravedad o el equilibrio. Todos ellos son conceptos que sin duda tratarán en etapas educativas más avanzadas, pero que, comprenderán mejor gracias a haber entendido que un coche tiene que ser igual por ambos lados o que un edificio tiene que estar en equilibrio con el suelo. Y si crean un avión, entenderán lo que significa la gravedad cuando descubran que no echa a volar. Y todo ello mientras juegan y se divierten.

Como se puede apreciar son muchos los beneficios que los juegos de construir aportan a los niños en sus ratos libres. No hay nada mejor que entregarle un juego de construir y dejar que exploren con su creatividad y su ambición para crear algo que les guste. Y es que es necesario potenciar estas habilidades desde que son pequeños para que se conviertan en adultos comprometidos el día de mañana.